.

VIAJE CHAMÁNICO

El viaje chamánico consiste en entrar en el mundo espiritual para recoger información y aclarar una situación determinada, un problema a solucionar, enfermedad, conflicto existencial, situación de atasco, entender la causa de un problema y recibir información sobre la forma de solucionarlo.

Un viaje se puede realizar a través de la ingesta de una planta sagrada (psicotrópica) o simplemente con un tambor, que debe ser tocado a un ritmo determinado, entre 200 y 220 golpes por minuto. Esta cadencia modifica el ritmo cerebral, por lo cual el cerebro deja de pulsar en ondas beta, que corresponden al tipo de consciencia ordinaria, para entrar en ondas theta que corresponden al sueño profundo, en el cual se pierde la sensación corporal y se sueña de forma lúcida. En ese estado de consciencia modificado (E.M.C.), el soñador entra en contacto con sus guías espirituales que le entregan las respuestas buscadas.

Cabe decir que antes de emprender un viaje es necesario preparar un espacio adecuado y efectuar un sencillo ritual de invocación y protección del espacio. 

El chamán puede realizar el viaje para quien lo necesita; por su entrenamiento y su práctica, ha de ser capaz de trasladarse de una dimensión de consciencia a otra, entrar en contacto con los guías espirituales de la persona y recaudar la información necesitada.

Si deseas recibir más información o bien en disfrutar de todos los beneficios del Viaje Chamánico no dudes en ponerte en contacto conmigo.

.

PLANTAS DE CONOCIMIENTO


Son muchas. Cada una, según su procedencia cultural, tiene sus diseños, sus rituales para ser ingerida. Aunque lo esencial es la conexión espiritual que el chamán tiene con la Medicina (es el nombre que se le suele dar a las plantas sagradas) y la capacidad que tiene para recibir información sobre la forma de llevar la toma, el modo de actuar, la adecuada gestión de los tiempos (silencio, sonidos y/o músicas y/o cantos, momentos de palabra). El chamán es un vidente, un visionario, y en la toma se convierte en un intermediario entre el mundo espiritual y el mundo ordinario.

Las plantas sagradas son un grandioso recurso para el desarrollo de la consciencia. Son espíritus antiguos y sabios, “abuelos” como dicen los nativos, que enseñan a caminar con claridad, rectitud, honestidad….

Mis primeras experiencias fueron a través de tomas de peyote, el “abuelo peyote”, de tierra mejicana, del desierto por ser exacto. Fueron impactantes despertares en cada toma, con la fuerte sensación de crecer notablemente cada vez. Con el tiempo entendí que se iba abriendo la conexión con mi guía interno, o ser superior.

Las plantas sagradas trabajan en el nivel del Ser, pueden despertar antiguas emociones para sanarlas, pueden transmitir información a través de visiones, igual que un sueño lúcido, para enseñar a la persona sobre su vida y tomar las correctas decisiones.

Es muy importante estar preparado para hacer una toma de planta de poder, psicológica y anímicamente. Otro punto muy importante es el contexto, un marco contenedor y protector que permita dejarse llevar, entregarse a la experiencia con total confianza. Y por fin, la figura del chaman, que tiene también que estar formado al uso de la planta en cuestión, con una receptividad mediúmnica que le permita recibir las directivas para el buen desarrollo de la sesión, como lo he dicho antes (gestión de los tiempos, uso de la palabra, del sonido, de músicas y cantos específicos, etc.).

Las tomas pueden ser grupales, por mi experiencia prefiero grupos reducidos, o individuales, cuando el propósito es de tratar un asunto muy personal que requiera un acompañamiento exclusivo.

Para recibir más información y disfrutar de todos los beneficios que te ofrecen las Plantas de Conocimiento no dudes en ponerte en contacto conmigo.

.

TEMAZCAL

El temazcal es un rito de purificación nativo americano, presente de norte a sur en ambos continentes. Se llama inipi en el pueblo Lakota, y temazcal más al sur, donde se construyen tambiénde adobe.Lo más importante para mi, más allá de la rica simbología que lo acompaña, en cuanto a colores y animales según que dirección, o edades que atraviesa el ser humano según cual de las 4 puertas se abre, lo más importante es el proceso de sanación y conexión espiritual que cada participante va a poder experimentar allí dentro de la cabaña de sudar.El temazcal es una choza, una cabañita de poca altura. Se entra en su interior agachado, y cada uno toma sitio sentándose en el suelo, encima de una esterilla. Unas piedras se han calentado en una hoguera justo delante de la puerta del temazcal hasta llegar al rojo vivo. Cuando todo está listo para empezar, el hombre del fuego saca unas cuantas piedras con una horca y las pasa al corredor del temazcal que las coloca en un hoyo en el centro. Cuando se ha alcanzado el número deseado de piedras cierran la puerta. Se entonan entonces cantos, acompañados del toque del tambor y/o de unasonaja, instrumentos tradicionales. También se puede conservar el silencio, escuchando el sonido del agua vertida sobre las piedras. Empieza entonces el proceso de limpieza y purificación.El temazcal actúa a niveles físico, mental y espiritual. Es una puerta abierta al mundo espiritual, desde la cosmogonía nativa. Invita a la introspección, a la toma de consciencia, y a soltar las tensiones físicas y emocionales que puedan hacerse conscientes…. Una bonita oportunidad de limpiarse por fuera y por dentro, de renovarse y mirar la vida con más ligereza, recuperando optimismo e ilusión..

Para recibir más información y disfrutar de todos los beneficios que te ofrece el Temazcal no dudes en ponerte en contacto conmigo.